Nosotros
Y TU

VBArbitration es un despacho español especializado en la resolución de controversias nacionales e internacionales mediante arbitraje, ofreciendo sus servicios tanto para actuar en la defensa de los intereses de partes en el arbitraje como para actuar como árbitro. También ofrecemos nuestros servicios a otros despachos que necesitan expertos en arbitraje para un asunto particular. 

VBArbitration nace para satisfacer la creciente demanda de expertos en arbitraje para casos de tamaño mediano, para los que los honorarios solicitados por los despachos de gran tamaño no resultan adecuados.

Al no tener que soportar los costes vinculados a las grandes estructuras, en VBArbitration podemos ofrecer a nuestros clientes unas propuestas económicas adecuadas a las circunstancias de la controversia y del cliente, garantizando la máxima calidad en nuestros sevicios. Así pues, VBArbitration es perfecto para pequeñas y medianas empresas, o empresas con necesidades financieras particulares, que desean recurrir a servicios de arbitraje adecuados a sus necesidades.

Por otro lado, en VBArbitration somos conscientes de que el mayor desconocimimento del funcionamiento del arbitraje puede generar cierta frustración e intranquilidad. Por ello en VBArbitration ofrecemos un trato personalizado y acompañamos al cliente en una relación cercana y de confianza durante todo lo que dura el procedimiento arbitral, escuchando y contestando a todas y cada una de sus preocupaciones. La relación cercana con el cliente es otra seña de identidad de VBArbitration. 

En VBArbitration también ofrecemos nuestros servicios como árbitro. Entendemos que las partes desean resolver sus conflictos lo más rápidamente posible y por ello en nuestras actuaciones como árbitro asumimos el compromiso profesional de desarrollar dicha actividad con calidad y celeridad, al menos en aquellas cuestiones que dependen exclusivamente del árbitro. Por otro lado, sabemos que a las partes les preocupa que los árbitros sean imparciales e independientes.  Al no tener las ingentes carteras de clientes que poseen los despachos grandes, es improbable que nos encontremos en una situación de conflicto de interés, pudiendo desarrollar la actividad como árbitro con total independencia e imparcialidad